• Categorías
  • The Latest Style
  • Archivos

Sobreviven a la Pandemia comedores comunitarios

Sin condiciones para no operarlos, esta ayuda se ha convertido en muchas familias, el único sustento alimenticio

Gerardo Esquerre Tizón, reportero.

Cabo San Lucas (CSL), Baja California Sur.- Mucho se ha difundido del apoyo empresarial en el municipio de Los Cabos para que durante la Pandemia de COVID 19 las familias no pasen hambre.

Sin embargo, en la realidad, cientos de personas aun sin ingresos económicos y sin trabajo, dependen de lo que puedan recibir de ayuda a través de los múltiples y variados comedores comunitarios. 

Históricamente, el municipio de Los Cabos fue parte del extinto programa federal “Sin Hambre”, que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto como Presidente de México, “sembró” los comedores en las colonias marginadas del destino turístico.

Hoy todos estos comedores y las familias que dependían de ellos, están a la deriva sobreviviendo de asociaciones civiles, políticos y esfuerzos ciudadanos. 

En entrevista sobre el tema, Irene Román 1ra Regidora del XIII Ayuntamiento de Los Cabos, explicó que cada uno, tiene un compromiso con las familias que ahí comen y no hay manera de que dejen de operar debido a la necesidad y el hambre, por el contrario, se tiene que buscar la forma, que toda la ciudadanía se sume y apoye a la urgencia alimentaria de estas colonias. 

“Hasta ahora están funcionando los comedores al 100% pues aún no hay un plan de activación económica para quitarlos. Los comedores están funcionando los lunes, miércoles y viernes con horarios de 13:00 a 15:00 horas. Están en Chamizal, Vista Azul, Gastelum, Innova, Cabo Fierro, por mencionar algunos. Estos son gratuitos y no tienen  que pagar ni un peso, lo único es que lleven su contenedor”, explicó la funcionaria. 

Continuó, los recursos que se logran en los comedores, son estrictamente para comida, por lo que se procura que cada beneficiario lleve sus contenedores, aun así, no es suficiente para cubrir la gran demanda que requieren estos espacios, sobrevivientes de añejos programas gubernamentales. 

“La manera en que se sirve, ya sea personal o si también va la madre o padre de familia, se le da la porción para la familia completa. Este es un proyecto ciudadano y necesitamos que se sumen, realmente, es un apoyo grandisimo para muchas familias. Es una contribución enorme para la ciudad”, sentenció Irene Román.

  • Show Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads